Blogia
comerenmurcia

El Venezuela

El Venezuela

El Caldero (I)

La controversia acerca de dónde sirven el mejor arroz caldero de Murcia probablemente sea eternamente irresoluta. Y es, en cierto modo buena, pues anima el cotarro gastronómico y las discusiones arrociles, estivales sobre todo.

Si bien, nadie puede discutirle al Venezuela ser referencia obligada en cuanto a la antigua receta costera. De ahí que se pueda titular ‘El Caldero’, así, en mayúsculas, pues en sus fogones se prepara El Caldero por antonomasia de la orilla norte del Mar Menor.

El punto exacto de la cocción que debe tener el grano en un caldero, la cantidad justa de caldo remanente, los sabores de las ñoras y ajos que asaltan al paladar recordándole viejos guisos marineros y que dan el maridaje perfecto al mújol, la dorada y la morralla que engendran el caldo… Son las características que debe lucir un rotundo caldero y que el Venezuela las firma.

No es sólo esa virtud (que por sí sola ya valdría) la que guarda El Restaurante Venezuela. Bordan otros tipos de arroz con frutos del mar. Y la dorada a la sal es marca de la casa. Sólo el hecho de ‘marisquear’ en la barra sin intención de dar paso más allá merece la pena.

Y es que, asomarse al bucólico expositor de pescados y mariscos da la impresión al visitante de encontrarse en una prolongación de la cercana lonja de Lo Pagán y de oír aún los ecos de la subasta. Y cae fácilmente el comensal en la tentación de iniciar un prólogo del caldero con los magníficos salazones, langostinos de la sabrosa laguna o unas resultonas almejas a la marinera. ‘Introito’ peligroso si de gozar el caldero en toda su extensión se trata, y es que reservar apetito para la tierna carne del mújol que se sirve tras el arroz debería ser de obligado cumplimiento.

Pero si bien acaba lo que bien empieza, fundamental es aguantar el último ‘arreón’ y dejarse llevar aconsejados hasta la tarta casera de turrón, de la que dicen es la auténtica causante del retorno de muchos.

El precio del homenaje no aparenta ser barato pero si valoramos la relación calidad – precio resulta inapelable. Más, cuando se recibe el trato amigable pero educado de una plantilla de profesionales de toda la vida, de los que quedan pocos en el sector, que da pie a esas cosas tan sólo posibles en este rincón de España como que te acomoden un calderito llegando pasadas las cuatro de la tarde.


FICHA

Restaurante Venezuela: paseo marítimo de Lo Pagán. Lo Pagán, San Pedro del Pinatar (Murcia). 968 18 15 15. Categoría: Restaurante, marisquería. Permitido fumar. Reservados. Cubierto X Pax: 35/40 €. Aseos: Bien. Servicio: Excelente. Recomendaciones: Caldero y arroz ciego de pescado y marisco. Mariscos y pescados frescos. Tarta de turrón.

Puntuación Total (0/5): * * * *

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

7 comentarios

piter -

Qué homenajes Susana! Va a haber que arrimarse...

susana -

Insisto: "una vez por semana". Eso es el hambre...

susana -

En verano, una vez por semana me reúno con 'cientoylamadre' junto a la barra del Venezuela al menos un día por semana. Nos hinchamos a gambones, pescaíto, tomate con boquerones, quisquillas,bígaros con limón... y cuando parece que vamos a salir rodando, siempre hay uno que dice: "¡y seis o siete raciones de caldero!" y allí hace hueco en la barriga hasta el tato; imposible no sucumbir...

alison -

Tú que tienes mejor memoria, cuando pasemos tanta boda y bodorrios, vamos a buscar un domingo soleadico, y nos llevamos a achopijo y señora a que vea y deguste de nuevo el caldero del venezuela.

piter -

Y sin reserva! ya te digo, que la última vez llamé a las 14'15 pa caldero y me dijeron que si(!) que fuera a las 16. encima llegué a las 16'10 y sin problemas. Allí en la barra estaba también esperando mi RamonLuis (que es otro asiduo)pa atizarse un arrozaco con la familia...

alison -

Me cuesta ser objetivo con el Venezuela por la gran amistad que nos une... pero...bah no lo voy a intentar.
El caldero se sale, tremendo y las veces que se llega al pescado, las que menos, sublime. Eso si, ya no hace falta que pienses en la cena, poco mas vas a digerir ese día

Fuera del caldero, pero es tan famoso que se hace dificil ir y no pedirlo, la variedad de pescados y mariscos es muy alta, casi tanto como su calidad.

Ese picoteo en barra que mencionas, suele ser pelín caro, pero es una delicia.

Un defecto, si quieres ir, aseguraté la reserva porque sino, es complicado que te den mesa.

Si algún enemigo mio, quiere hacer las paces, ya sabe donde le espero para perdonarle

achopijo -

Hace años que no voy al Venezuela. Pero si, buen caldero. Lo que no me termina de convencer es el sitio en si... Pero bueno, merece la pena.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres