Blogia
comerenmurcia

El Vasco

El Vasco

No es Región de Murcia, pero si parada habitual de los que nos gusta el comercio, no el de intercambio, sino del de mesa y mantel. En la ruta murciana, ya enfilado desde Madrid a nuestra querida tierra de ñoras y pimientos, en el pueblito de Villarrubio se encuentra El Vasco. Oasis culinario en una lengua que Murcia estira hasta Madrid para degustar en mitad de ruta los mejores platos españoles, manchegos y vascos. Si aún no has parado en las salida 93 de la A3, estás tardando, compañero. 

El Vasco es un restaurante sin complejos, con salón de barra metálica de carretera, y con salón de buen mesón con mesas de madera rudas y bien puestas. No se equivoquen, que no estamos hablando de una parada a menú que esté medio bien, no. El Vasco es tela marinera, canela en rama, caviar de beluga en esto del comer. El servicio es celestial, con El Vasco por allí controlando y saludando a los muchos, muchos, muchos clientes que no sólo pasan por allí en ruta, sino que vienen desde Madrid a huevo para comerse un guiso y alguna carne. Si hay que destacar algo de El Vasco es su carta. Amplísima, pero no exagerada, porque todo está especial. Desde la ensalada mixta con tomates de nivel hasta los chipirones en su tinta o las kokotxas, el bacalao al pil pil, y todas las carnes. Pero ojito, que no se puede ir usted de Villarrubio sin probar unas alubias rojas con chorizo y una copita de vino de la casa, que estará usted en el cielo lo que duren las cucharadas. Menudos guisos que se gastan en El Vasco. Lentejas, judías, alubias, negras y rojas, con ese sabor que sólo saben darle los que las comieron de su abuela, cocinadas a fuego lento y con mil secretos de cocción. Una auténtica delicia. 

Prueben el conejo, las migas de pan con huevos y chorizo, los riñoncitos al vino, las chuletas de cabrito o el solomillo con queso manchego, que son auténticas obras de arte. El Vasco es uno de esos sitios en los que el llantar se mantiene como en aquellas posadas de mitad de ruta en los tiempos remotos. Si alguna vez tuviera tiempo me quedaba a hacer noche en Villarrubio, después del comidón, que es lo suyo. De postres no andan mancos tampoco, que las natillas caseras son para perder el juicio. El Vasco, uno de esos sitios que no necesita presentación, pero que hay que no olvidar, porque ya es un clásico español. Si no lo conocías, me debes una, porque vas a flipar. Vale.

FICHA

Restaurante El Vasco : Salida 93. A3 (A 100 Km de Madrid, ruta dirección Murcia). Villarrubio. Categoría: Mesón-Restaurante. Permitido Fumar en zona. Cubierto X Pax.: 25/ 30 €. Mesas: comedor interior, barra. Aseos: Bien. Servicio: Muy Bien. Presentación y calidad productos: Bien. Entorno: Bien Recomendaciones: Guisos, alubias rojas y negras, migas con chorizo, bacalao al pil pil, chuletas de cabrito, carnes. // Con buen Parking.

(*): (Muy Mal, Mal, Regular, Bien, Muy Bien, Excelente)

Puntuación Total (0/5): * * *

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Lucas Jordán -

25 EUROS POR 4 CHULETAS Y MEDIA QUEMADAS Y UN VASO DE VINO: UN TIMO – NO SE OS OCURRA COMER ALLÍ ….!!!!!!!!!!

Tuve la triste ocurrencia de hacerle caso a un pomposo cartel en la A3 que decía algo así como “RESTAURANTE EL VASCO – CHULETAS AL SARMIENTO”. A que suena bien?

A un tío como yo que le gusta la carne a la brasa, acostumbrado a “La Gabarra” de Bilbao o a los “De María” de Madrid, dicha invitación sonaba a música celestial.

Le digo al que me atiende que sólo quiero chuletas con ensalada y vino. ¿Para que más? En mitad de Castilla eso debería ser un manjar.

El plato que me traen incluye 4 chuletas y media: 1 de palo y otra media de palo también. Las demás no sabría como clasificarlas, si riñonada, restos de ayer, o que… Pero lo cabreante es que estaban NEGRAS COMO EL CARBÓN.

Y yo que peco en demasía de educación, intento comerlas separando lo quemado y aguantando el gusto amargo que les queda, hasta que no pude más. Han tenido la precaución de servir el plato con las partes más quemadas hacia abajo. Vaya careto!!!

A las 4 chuletas y media QUEMADAS le acompañaba un poquito de ensalada de lechuga, tomate y cebolla en el mismo plato, con una copa muy pequeña (demasiado) de vino tinto de origen desconocido para mi porque no vi cuando la llenaron, y un pan pequeño. NADA MÁS.

Me cabreo para mis adentros, pido la cuenta, me dice el que parecía jefe que 25 euracos por esa basura , y se queda tan ancho. Pago, le digo textualmente que muy caro por 4 chuletas quemadas y me largo. 25 Euros …!!!! Un robo.

No tuvo la más mínima delicadeza que se espera de un sitio tan presuntuoso, de preguntarme si había algún problema o de si no me había gustado: Ponía cara de bobo con el plato con las chuletas quemadas en la mano como negando lo evidente.

Para colmo tienen enmarcado un reportaje a todo color que dice lo bueno que son… Patético y un insulto a la inteligencia.

Al salir, me salió del alma decir en voz alta “vaya mierda de restaurante: 25 euros por 4 chuletas quemadas…” El aparcacoches me oyó y sonrió.

Resúmen: NO SE OS OCURRA PARA ALLÍ. Las opiniones “tan buenas” escritas por allí seguro que las ponen ellos mismos. ¿Vascos? Ja ja ja…

Manuel Mota -

Aún estoy esperando a que colguéis algo en la sección Superlujo.

Tinuca -

Lo conocía de oídas pero nunca he comido allí. No me pilla en ruta, pero se tendrá en cuenta.

piter -

Judías con perdiz. Obligatorio. Obligatorio.

Alboroque -

Aún recuerdo un regreso de Madrid con mis padres autovía arriba, autovía abajo porque no nos acordabamos de la salida.
Muy buen sitio, si señor.

Hugo -

Pedazo de restaurante, parada obligatoria a la vuelta de la capital, y si es con Abelardo mejor. Buena idea la de dormir alli, asi puede caer botellica de vino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres